La motivación en el deporte II

0 952
Enrique Carratalá

En el anterior artículo hice referencia a la teoría de las metas de logro como referente dentro del estudio de la motivación en el ámbito deportivo.

Hoy toca hablar sobre otra teoría que junto con la anterior ha sido de las más prolíficas en cuanto a estudios de investigación, la Teoría de la Autodeterminación. Atendiendo a esta teoría los dos aspectos de la motivación que más atención han recibido en el campo de la psicología del deporte y la actividad física han sido los constructos de motivación intrínseca y motivación extrínseca. La idea de motivación intrínseca tiene sus orígenes en los trabajos de White (1959), quien describió el concepto de “motivación efectiva”, similar a lo que hoy día conocemos como motivación intrínseca, es decir, estar comprometido en una actividad únicamente por el placer y la satisfacción derivado de la propia práctica. Además se ha visto que la motivación intrínseca hacia una actividad iría de forma paralela a la percepción de competencia hacia esa actividad, y que la percepción de capacidad podría influir también sobre la motivación intrínseca.

La teoría de la autodeterminación apunta también la existencia del constructo de motivación extrínseca, definido como el compromiso que un sujeto manifiesta en una actividad esta supeditado a las recompensas que obtiene fuera de la propia practica.

Teóricos e investigadores han incluido un tercer constructo que englobaría la relativa ausencia de motivación, y que ha sido denominado como amotivación. El sujeto que siente que no merece la pena practicar deporte mostraría cierta forma de amotivación.

Las investigaciones que han estudiado los conceptos de motivación intrínseca, motivación extrínseca y amotivación, pueden ser agrupadas en tres categorías.

a)    El primer tipo de investigación se ha concentrado en los efectos inmediatos de las variables situacionales como la retroalimentación y los premios en su habitual nivel de motivación intrínseca.

b)    La investigación en la segunda categoría se ha centrado en los determinantes y consecuencias de los diferentes niveles de motivación intrínseca, motivación extrínseca y amotivación hacia contextos específicos de la vida como son la educación, las relaciones interpersonales y el deporte.

c)    El tercer grupo de investigaciones han estudiado la relación entre motivación intrínseca y extrínseca como una orientación global motivacional (similar a un rasgo de personalidad), no relacionados a contextos específicos y que establece relación psicológica.

En próximos artículos se mostrara desde las dos teorías de la motivación, algunos de los resultados obtenidos en el ámbito deportivo, resultados que no deberán obviarse dada su relevancia.

Enrique Carratalá Sánchez
Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Universidad de Valencia
Ldo. Administración y Dirección de Empresas. Universidad de Valencia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies