Jesús de Nazareth: El desahuciado de Belén

0 1.096
Jose Miguel Martínez Castelló

¿Es todavía posible celebrar esta Navidad después de todos los acontecimientos vividos en España? ¿Tiene sentido representar el nacimiento de Jesús en nuestras casas, en familia y armonía? Parece que con la crisis actual, y a raíz del problema de los desahucios, no exista cabida ni lugar alguno para la alegría y la esperanza. Pero, si me lo permiten, les diré que estamos inmersos en el tiempo, en la época y en las semanas idóneas para cambiar nuestra visión del mundo y de la vida. El Adviento es el tiempo que introduce la Navidad. Procede de la palabra latina “ad-venio” y significa llegar, esperar. Los cristianos nos preparamos en las cuatro semanas de Adviento, de espera, para intentar ser mejores personas y hacer felices a los demás.

Esta y no otra es la finalidad de la Iglesia en su labor social diaria, y cómo no en la cuestión de los desahucios. ¿Sabía que Cáritas de Barcelona ha mediado en 645 casos de familias que no podían pagar su hipoteca o su alquiler y ha resuelto favorablemente el 42% de los casos? ¿Sabía que las Cártias parroquiales de la ciudad de Valencia destinaron en 2011 más de 720.000 euros a familias con problemas de vivienda? ¿Es meritoria la acción de la Iglesia por todo ello? Creo que no. Sólo cumple y sigue la estela de su fundador: Jesús de Nazareth. Y lo que realmente vivió Jesús al momento de nacer fue la experiencia y el sentimiento de no tener un hogar, de huir perseguido como un criminal acabando en un pesebre a la intemperie.

Jesús fue un sin techo sin ninguna clase de derecho como millones de personas en todo el mundo. Jesús fue algo más que un desahuciado, esto es, fue un apestado en toda regla. Nos identificamos con Jesús porque Él sufrió igual que nosotros, su dolor y sufrimiento es el nuestro. La Navidad de Jesús es la Navidad de cada parado, enfermo, inmigrante, preso, dependiente, exiliado, prostituta, desahuciado. La Navidad de Jesús es la del Evangelio, la de los valores de la generosidad, la gratuidad, la familia, la vida, la solidaridad y la honradez. Única salida real a la crisis. Feliz Navidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies