Una nueva reyerta entre 50 personas en el Xenillet obliga a intervenir a la Policía

0 1.405

La Policía Nacional tuvo que volver a actuar ayer tarde tras una disputa entre medio centenar de integrantes de los dos clanes enfrentados en Xenillet. Según vecinos de la zona, un pedo habría sido el detonante de la pelea que acabó a tiros el domingo por la noche entre estas dos familias.

(Fuente y foto: La Opinión de Torrent) Varias unidades de antidisturbios han tenido que volver a separar a los familiares de los dos clanes enfretados. La reyerta, en la que habrían participado medio centenar de personas, se habría originado tras aparecer con las ruedas pinchadas el Ford Mondeo de uno de los detenidos. La policía, que no ha abandonado el barrio desde la madrugada del domingo, se ha ubicado de nuevo en la plaza principal del barrio entre las calles Xenillet y Albaes donde viven separados por unos metros ambas familias.

Pese a que la investigación sigue abierta y que no se descarta el móvil de las drogas, fuentes vecinales aseguran que el tiroteo se originó casualmente por una discusión entre dos jovenes y la mujer de ambos. Poco antes de la media noche, dos de los jóvenes discutieron tras escaparsele a uno de ellos un pedo, que fue respondió el otro joven con otra flatulencia que provocó la discusión entre ellos y las mujeres de los dos. Posteriormente fueron acudiendo más familiares. Al parecer, dos hermanos del clan de Los Marcos dispararon alcanzando a Ramón «el Mone» y su hijo «Manolón», de la otra familia. La rápida intervención de la policía, avisada por los vecinos, evitó que los presuntos agresores, que se habían escondido en una vivienda de la calle Albades, fueran linchados. Tras el suceso fueron evacuados varios miembros de la familia de Los Marcos ante el temor de represalias.

Esa misma noche el coche patrulla municipal M-52 acabó siniestrado al salirse en una curva cuando trataba de detener a un sospechoso, según vecinos del barrio El Molí.  La Policía Nacional ha encontrado varias armas en el lugar, entre ellas una navaja y una llave inglesa, además de un cuchillo y un palo en el registro de la vivienda de uno de los detenidos. En un concesionario próximo se encontró también un paquete con munición del arma utilizada en el tiroteo, del calibre 22, y se hayaron varios casquillos e impactos en un coche del barrio.

Ramón G.M, de 57 años, conocido como «El Mone» se encuentra ingresado en estado grave en la UCI del Hospital General de Valencia tras recibir tres balazos, uno de ellos en el abdomen y que le ha afectado el riñón. Su hijo, Manolo, G. de 29 años, fue herido en la pierna pero su estado no es de tanta gravedad. El padre, que estaba más grave ya que presentaba tres heridas de bala fue atendido por una ambulancia y evacuado al Hospital General, mientras que el hijo fue trasladado a este mismo centro en un vehículo particular.

Una hija de «El Mone», herido en el tiroteo y que permanece en estado grave en la UCI del Hospital General, amenzaba al clan rival tras lo sucedido. Según varios vecinos decía que si su padre moría «vamos a ir al cementerio a sacar a vuestros muertos de la caja. ¡Lo vais a perder todo!», gritaba cuando la policía hacía los registros en las casas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies