¿Cuando se traspasó la línea roja?

0 797
Paqui Gallego

Cuando estudiaba, en mi tiempo era la EGB, tanto en el colegio como en casa, se nos enseñaba a respetar a las personas mayores; a los padres, abuelos, tíos, profesores, médicos… Era algo natural, no había esfuerzo en ello. Imitábamos los comportamientos de nuestros padres, abuelos, profesores.

Natural era que, lo que dijera el “papá y la mamá” iba a misa. Idolatrábamos a nuestros abuelos, profesores y médicos. La familia era importante y todo se resolvía en familia. Como de la familia eran el médico, el cura de la parroquia, el maestro. No necesitábamos ir al psicólogo, teníamos a la familia.

De un tiempo a esta parte, y con ello hablo de hace unos veinte años, nuestra sociedad está marcada por un cambio de tendencia, a mi parecer, peligroso. Se pone en tela de juicio la autoridad y educación de los padres por parte de los hijos.

Los padres, ante la falta de autoridad, delegan la educación en los profesores que, a su vez se han extralimitado en sus funciones, lo digo por experiencia propia. El hijo al no tener una referencia clara de quien tiene la autoridad, campa a sus anchas. Los padres descargan sus frustraciones en los profesores. Los profesores son agredidos por los alumnos o los padres de alumnos si sus hijos no aprueban.

¿Cuándo se traspasó la línea roja?

No quisiera utilizar el tópico de “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero en mi clase éramos 40 chicas y por eso mi profesora no estaba cada dos por tres de baja por depresión. Nunca se ponía en duda la autoridad del profesor por el alumno ni por los padres. Que la clase fuera solo de chicas no nos traumatizó a ninguna. No teníamos calefacción en invierno ni aire acondicionado en verano. En verano cuando teníamos calor, regábamos la clase con un cubo de agua para refrescarla y no por eso hemos sido peores estudiantes.

La familia era respetada y sin embargo ahora se confía más en cualquier amigo de las redes sociales, aún sin conocerlo, que al que tenemos al lado. Se ha perdido el respeto por lo esencial, por la persona, incluso por uno mismo.

Deberíamos hacer una reflexión profunda, personal, e intentar no volver al pasado, no se puede renunciar a los avances, pero no creo que esté de más reincorporar a nuestras vidas, valores que siempre han funcionado y que a título personal, no me han ido tan mal.

Paqui Gallego

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies