periódico de Torrent online

Centros concertados

0 1.771
Inma Ortuño
Inma Ortuño

No me importa saber el número de centros educativos concertados que hay en la Comunitat Valenciana. Jamás he estudiado ni en un concertado, ni en uno privado. Siempre lo he hecho en centros públicos. Recuerdo a mis maestras de infantil, como a mis profesores de secundaria, al igual que a los universitarios, con gran cariño y respeto. Ni eché de menos los concertados ni mucho menos pienso, que están de más.

Sinceramente opino que en España y concretamente en la Comunidad, la enseñanza goza de una buena calidad y no porque haya más o menos medios, sino por la profesionalidad de los docente.

El seguimiento que hace el informe PISA nos dice el avance positivo y de superación que en los últimos cursos se han producido en la educación de la Comunidad. Pero no me quiero quedar en los logros educativos que el Consell de Alberto Fabra y la consellera de Educación, María José Català se han conseguido, que por cierto son bastantes y en otro artículo expondré. Sino que es bueno saber que en este año de elecciones Autonómicas y Municipales, Compromís – al igual que la mayoría de partidos de izquierdas-, expropiaran los centros concertados y los harán públicos. Gritan libertad y la niegan a los que no piensan como ellos.

La libertad se ejerce en la medida en el que haya más medios y posibilidades donde escoger. Los padres tienen el derecho a elegir el centro donde quieren que se eduque a sus hijos. Eso por un lado. Por otro, los centros concertados son una gran ayuda económica y social al gobierno de turno. Puesto que el gasto de un centro público el 100% lo paga el Estado, en uno concertado el gasto que le supone a la administración es muy inferior.

Por lo tanto es difícil de entender a Compromís, Podemos, IU, etc. Tendrían que subir impuestos para pagar más gasto público en educación. También se puede pensar, que la mayoría de centros concertados son religiosos, y que estos partidos que gritan libertad, la niegan para la fe. Libertad de elección por parte de los padres, si quieres principios religiosos para la educación de sus hijos, que puedan tenerla, como actualmente sucede y todos contentos.

Compromís, Podemos, etc. quieren imponer una enseñanza de pensamiento único, una dictadura. Quitan todas las posibilidades y solo ofertan la pública y laica, y para captar, añaden gratuita. Hay que decirles que la educación gratuita y pública está garantizada en España desde hace años y con el PP. Es más, también con el PP pueden elegir la concertada y la privada con todos sus determinantes. No nos den gato por liebre. La libertad más que una palabra es una elección en la vida, dentro de todas las posibilidades.

Inma Ortuño

(referencia: artículo de Inma Ortuño publicado el 10 de enero de 2015, en EL MUNDO CASTELLÓN)

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies