periódico de Torrent online

“Las guerras de nuestros antepasados” llega mañana sábado al Auditori de Torrent

0 769

Carmelo Gómez y Miguel Hermoso reviven el famoso texto antibelicista de Miguel Delibes

Este sábado, el Auditori de Torrent acoge una representación teatral que trae consigo un mensaje de profunda reflexión sobre la naturaleza humana y los estragos de la guerra. La obra, basada en el texto antibelicista de Miguel Delibes publicado en 1975, ha sido adaptada magistralmente por Eduardo Galán y dirigida por el aclamado director Claudio Tolcachir.

Bajo la brillante interpretación de una pareja de lujo compuesta por Carmelo Gómez y Miguel Hermoso, el público será transportado a través de los pasajes de la historia de la familia Pérez, una familia rural que, como tantas otras, ha sido marcada por los horrores de las guerras pasadas.

En el corazón de la trama, la figura de Pacífico, interpretado por Carmelo Gómez, se erige como un símbolo de las contradicciones y complejidades del ser humano en tiempos de conflicto. Su lucha interna entre la bondad y la violencia, la inocencia y la astucia, ofrece una mirada profunda sobre los dilemas morales que enfrentamos en situaciones extremas.

Miguel Hermoso, en el papel del Doctor Burgueño, acompaña al público en este viaje a través de los relatos y cuentos de ayer, que arrojan luz sobre nuestra propia identidad y el legado de nuestros ancestros.

La adaptación teatral cuenta con un equipo artístico de primera línea, encabezado por Juan Gómez Cornejo en el diseño de iluminación, Mónica Borromello en la escenografía, Yaiza Pinillos en el vestuario y Manu Solís en el espacio sonoro.

«Las guerras de nuestros antepasados» promete ser una experiencia teatral inolvidable, que invita a la reflexión sobre temas universales como la violencia, el perdón y la libertad. La función se llevará a cabo el próximo 13 de abril a las 20 horas en el Auditori de Torrent, no te pierdas esta oportunidad de sumergirte en una obra que trasciende el tiempo y el espacio para tocar las fibras más profundas del alma humana.

NOTAS DEL DIRECTOR

El teatro, al menos para mí, revalida su sentido cuando nos permite indagar en el alma humana, nos enfrenta a nuestros propios prejuicios proponiendo preguntas que quedan rebotando entre el corazón y el pensamiento en un diálogo revelador. Este texto brillante y profundamente humano se nos presenta como un laberinto atrapante que florece en cada giro, impregnando nuestros sentidos de imágenes, perfumes, texturas. Pero también es un laberinto mental, una especie de thriller que hurga en la mente de un ser lleno de matices y contradicciones. 

La violencia, el odio como una especie de herencia ineludible de la que no se puede escapar, es el punto de partida para ingresar en un universo de seres tan particulares que se vuelven universales y nos permiten mirar nuestras propias historias, nuestras propias herencias en un mundo que parece una y otra vez pensar que la guerra es de alguna manera una forma de vivir. 

Personalmente, agradezco el inmenso honor de poder dirigir una obra de semejante envergadura con un equipo artístico extraordinario y un elenco realmente descomunal que desde el primer día de ensayos hizo de esta experiencia algo apasionante y trascendental. 

No tengo dudas de que el viaje conmovedor que hemos vivido nosotros traspasará también a cada espectador, convirtiéndose en lo que soñamos que sea el teatro: un hecho transformador.

Claudio Tolcachir


NOTAS DE EDUARDO GALÁN, ADAPTADOR DEL TEXTO

Un grito contra la violencia de las guerras es la línea maestra de la novela de Miguel Delibes Las guerras de nuestros antepasados, publicada en 1975. Desde el nombre del protagonista, “Pacífico”, hasta el final terrible de la obra, el autor vallisoletano defendió a lo largo de sus páginas la paz frente a la guerra y la no violencia como camino de vida.

Como adaptador he querido destacar el carácter complejo de Pacífico Pérez, su sumisión a los poderosos, su resignación casi franciscana ante un destino grabado en su memoria desde la cuna con las historias de las guerras que le contaban el Abue, el Bisa y Padre. He respetado el esquema original de la novela de las siete entrevistas mantenidas por Pacífico con el psiquiatra de la prisión. En ellas se expresa con plena libertad y con el mejor lenguaje rural castellano, que con tanto acierto le concedió su autor original.

Debo reconocer en estas líneas, ante todo, la gratísima colaboración recibida por parte del actor Carmelo Gómez (natural de un pueblo de León), que con tanto entusiasmo como conocimiento ha trabajado conmigo para “pulir” la última versión del texto que ahora presentamos. Y, por supuesto, agradecer a Jesús Cimarro su apasionada y comprometida participación en este proyecto desde el minuto uno.

Eduardo Galán

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies