El PP de Torrent rinde homenaje a Miguel Ángel Blanco en el 25 aniversario de su asesinato

0 434

Folgado: “el secuestro de un joven de 29 años, anónimo en ese momento, hizo despertar a toda una sociedad, para plantar cara al miedo que durante años había impuesto ETA en ella. Su figura es ya imborrable y siempre nos recordará que la democracia vence al totalitarismo, la palabra es más fuerte que la violencia y la paz prevalece sobre el terror”.

“La dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo ha sido mancillada por el ego y ansia de poder del sanchismo, haciendo como socios preferentes del gobierno a los que justifican la cruel y vil actividad de ETA, además de permitirles escribir el relato de esos duros años como ellos fueran las víctimas”

El Partido Popular de Torrent ha inaugurado un espacio en su sede local, sita en la C/ Padre Méndez 31, dedicado a la memoria del concejal popular de Ermua y símbolo de la lucha antiterrorista, Miguel Ángel Blanco, asesinado por la banda terrorista ETA el 13 de julio de 1997.

El acto, en el que también se ha celebrado un minuto de silencio y una ofrenda floral en la escultura en recuerdo a las víctimas del terrorismo, ha contado con la lectura de un manifiesto en recuerdo a todas las víctimas de ETA, y especialmente de Miguel Ángel Blanco, así como de condena a la actividad terrorista y sanguinaria de la banda y de todos los que, a día de hoy, siguen sin reprobar los crímenes de la izquierda abertzale.

La Presidenta del PP en Torrent, Amparo Folgado, encargada de leer el manifiesto, ha manifestado su reconocimiento al edil de Ermua, ya que “el secuestro de un joven de 29 años, anónimo en ese momento, hizo despertar a toda una sociedad, para plantar cara al miedo que durante años había impuesto ETA en ella. Su figura es ya imborrable y siempre nos recordará que la democracia vence al totalitarismo, la palabra es más fuerte que la violencia y la paz prevalece sobre el terror.”

Cabe recordar que, hace 25 años, los terroristas de ETA, de forma cobarde como es habitual en ellos, secuestraron a Miguel Ángel Blanco pidiendo la salida de todos los presos etarras a la calle a cambio de su liberación. Entonces, las calles se llenaron para pedir su libertad y no ceder al chantaje de los asesinos, haciendo suyo el dolor de la familia Blanco Garrido, aunque finalmente ETA hizo caso omiso a este clamor, asesinándolo días después.

Condena a los pactos con Bildu La líder popular no ha querido dejar de valorar los pactos que Sánchez está efectuando para mantener el sillón de La Moncloa. “La dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo ha sido ultrajada por el ego y ansia de poder del sanchismo, haciendo como socios preferentes del gobierno a los que justifican la cruel y vil actividad de ETA, además de permitirles escribir el relato de esos duros años como ellos fueran las víctimas” ha declarado con indignación Folgado.   

Folgado y dos concejales del PP en el homenaje a Miguel Ángel Blanco

Manifiesto leído por Amparo Folgado

Estimados amigos,

Hoy, 12 de julio de 2022, recordamos que hace 25 años, la banda terrorista ETA de forma vil y cruel secuestró, torturó y asesinó a un compañero del Partido Popular en Ermua, con tan solo 29 años. Un hecho que, como ha caracterizado a esta banda asesina, fue ejecutado cobardemente y sin razón, pero que supuso un punto clave en la posterior derrota de ETA. Fue un momento donde, la sociedad española, definitivamente mostró su rechazo y condena a la actividad criminal que durante años los terroristas habían llevado a cabo. Fue el momento en el que la ciudadanía dijo basta a la barbarie y el terror. Fue el momento en el que la calle arrinconó a ETA, acabando con la indiferencia que durante años sufrieron las víctimas del terrorismo.

Miguel Ángel fue objetivo de ETA porque encarnaba los valores de una sociedad democrática, libre y en paz, que pretendía construir un día a día sin violencia, sin miedo, basada en la concordia, el diálogo y la normalidad política. Miguel Ángel fue el faro de una España de libertades y derechos, frente al proyecto totalitario y excluyente que la izquierda radical vasca pretendía, y pretende, imponer, antes con las armas y ahora con el chantaje al Estado.  

Esos días de angustia, agonía y dolor, en los que todos los españoles hicimos nuestro el calvario de la familia de Miguel Ángel Blanco, nuestras manos se tiñeron de blanco para plantar cara al terrorismo, con la palabra y la democracia como únicas armas. Se demostró a los criminales que su futuro no era otro que el de renunciar a la violencia, la entrega de las armas y colaborar en el esclarecimiento judicial de todos los hechos criminales de la banda, con el cumplimiento íntegro de las penas como condición irrenunciable.    

La muerte de Miguel Ángel Blanco no hizo más que reafirmar el proyecto de libertades y derechos que España emprendió años atrás, mostrando a los bárbaros que no cabía otro camino que la democracia y el abandono del terror. Que la violencia nunca será el medio para conseguir objetivos políticos y que ese comportamiento siempre estará abocado al aislamiento y la repulsa social.   

Pero en este XXV aniversario, además de honrar la memoria de Miguel Ángel, tenemos que condenar la normalización política de los sucesores de ETA, de los que no condenan la acción criminal de la banda, ni de los que nunca han pedido perdón ni se han arrepentido de años de sangre y sufrimiento. Condenamos que los herederos del terrorismo ahora vayan a ser convertidos en víctimas, permitiéndoseles contar el relato de la historia. Pero sólo hubo una historia. La historia en la que ETA mataba, torturaba, extorsionaba, secuestraba y hería a ciudadanos inocentes. Lo demás es faltar a la memoria y la dignidad de las víctimas.

Por eso, no podemos permitir que la sociedad olvide y desconozca que aquí, los terroristas ponían las bombas y la democracia las víctimas. En concreto, 853 personas no están hoy entre nosotros y casi 3.000 han quedado marcadas de por vida por voluntad de un conjunto de sanguinarios y salvajes, que siempre actuaron de forma cobarde y vil.  

Por todas las víctimas del terrorismo, y hoy en especial por Miguel Ángel Blanco, no dejaremos que caiga en el olvido todo lo que pasó, enarbolando el espíritu que hace 25 años despertó en toda España y, en honor a ellos, siempre les tendremos como referentes morales.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies