CSIF exige incorporar a los 3.000 profesionales cesados en mayo por el colapso en Atención Primaria en la Comunitat Valenciana

0 617

El sindicato CSIF exige a Conselleria de Sanitat que contrate a los 3.000 profesionales de la sanidad valenciana a los que cesó en mayo y que no se limite a renovar a los 6.400 actuales de refuerzo covid. La central sindical subraya la falta de medios que está provocando el colapso de la Atención Primaria y urge a reforzarla de inmediato.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que en mayo de este año Conselleria de Sanitat tenía 9.300 profesionales contratados por acúmulo de tareas o refuerzo covid. El 31 de ese mes, aduciendo una reducción de los contagios, decidió cesar a 3.000 y renovar a algo más de 6.000. Ahora, en diciembre, ha renovado de nuevo a estos últimos hasta el 30 de abril y la cifra de refuerzos covid se queda, según los últimos datos de Conselleria, en 6.400.

El sindicato CSIF reclama que se vuelva a los 9.300 de mayo ante la elevada tasa de contagios que está colapsando la Atención Primaria de la Comunidad Valenciana. La central sindical recalca que los centros de salud se hallan desbordados ante la falta de personal para atender a los pacientes, lo que provoca que la cita presencial para facultativo ya se esté dando a 20 días.

La central sindical resalta que el ritmo de trabajo en los centros de salud resulta extenuante, entre atención en consulta, llamadas para atención telefónica y visitas domiciliarias a pacientes. A esta circunstancia se une tratar a los numerosos usuarios que acuden sin cita ante situaciones no demorables o que lo hacen porque no les pueden coger el teléfono en los centros de salud colapsados o debido a que tienen dificultades con la web o la aplicación.

CSIF hace hincapié en el elevado nivel de tensión y de estrés del profesional sanitario, que alarga continuamente su jornada de manera voluntaria y sin remunerar para no dejar a pacientes sin atender o con el fin de tratar a pacientes de otros compañeros que están de baja o de permiso y no han sido sustituidos por falta de contrataciones de Conselleria de Sanitat.

El sindicato avisa que trabajar en estas condiciones “aumenta el margen de error, ya que no pueden abarcar los profesionales todo lo que quisieran debido al escaso tiempo para diagnosticar ante la multiplicación de pacientes por covid, por ser contactos estrechos de contagiados o por otras múltiples patologías”.

CSIF lamenta que la única reacción por parte de Conselleria a esta coyuntura consiste en “repetir continuamente el anuncio de creación de 6.000 plazas estructurales, una medida para la que no han puesto ni fecha”. En este contexto, la central sindical urge a recuperar a los 3.000 profesionales cesados en mayo para alcanzar la cifra de 9.300 refuerzos covid en enero y poder afrontar con mejores garantías la sexta ola de la pandemia.

El sindicato insiste en que esa medida supondría únicamente “un alivio”, ya que recuerda que resulta necesario crear 11.000 plazas estructurales para abordar las carencias de la sanidad valenciana y ofrecer una atención con el nivel de calidad adecuada a la ciudadanía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies