Comienza el derribo del Gran Hotel Lido de Torrent tras años de saqueos continuos y quedar en ruina

0 1.971

El consistorio torrentino instó a la entidad bancaria propietaria del inmueble a que solicitara el permiso de derribo, dado el alto grado de peligrosidad que presentaba la propiedad tras los continuos saqueos sufridos desde 2009

La demolición de este complejo hotelero supone el fin del que ha sido durante muchos años un importante testigo de la vida social torrentina

Ubicado en una de las zonas más exclusivas de El Vedat, la elegancia de sus estancias, y el lujo de sus instalaciones lo convirtieron en un referente para el sector

Planells: “El deteriorado estado que presentaba el hotel a causa del abandono, y de los continuados robos, ha obligado a que se lleve a cabo este derribo por la seguridad de los vecinos de la zona”

Esta mañana, han comenzado los trabajos de demolición del emblemático Hotel Lido de Torrent, tras cuatro años en los que los amigos de lo ajeno han llevado a cabo continuos saqueos, los cuales han conseguido convertir a esta estructura en un edificio en ruinas. El Ayuntamiento de Torrent instó el pasado mes de septiembre a la entidad bancaria propietaria del inmueble a que solicitara el permiso de obras para llevar a cabo el derribo, dado el alto grado de peligrosidad que presentaba la estructura como resultado de los continuados robos que ha sufrido desde 2009. De esta manera, los vecinos de El Vedat ven zanjada la problemática que durante tanto tiempo han sufrido en las inmediaciones de sus propiedades.

La concejal de Urbanismo, Marisa Martínez, y el delegado de Seguridad Ciudadana, Jorge Planells, se han acercado hasta las inmediaciones del hotel para comprobar el estado de las obras de demolición. En unos días, no quedará ni rastro de los más de 40 años de vida de este inmueble que durante todo ese periodo ha sido un referente para el sector hotelero de la comarca. Posteriormente, una vez finalizado el derribo, los escombros que no sean susceptibles de ser aprovechados, serán empleados en el rellenado del hueco de la piscina y del sótano para equilibrar toda la parcela.

​Desde un principio, el consistorio torrentino ha seguido muy de cerca la situación del hotel, atendiendo las quejas vecinales por la peligrosidad que presentaba la situación del hotel a causa de los incesantes robos, solicitando en primera instancia a la entidad bancaria propietaria del edificio que vallaran el perímetro del inmueble para impedir que se siguieran sucediendo los actos vandálicos y en segunda instancia su derribo.

“El deteriorado estado que presentaba por el abandono, y sobre todo, por los robos continuados, ha puesto en peligro la seguridad de los vecinos de la zona durante mucho tiempo, lo que ha obligado a que se lleve a cabo este derribo”, ha declaro el concejal de Seguridad Ciudadana, Jorge Planells.

Considerándose una infraestructura referente de la zona, siendo un punto de reunión de la burguesía valenciana, y un testigo de la vida social de Torrent, desde junio de 2009, momento en el que el Hotel Lido cierra sus puertas tras quebrar la empresa que lo gestionaba, y entrar en concurso de acreedores, los ladrones se dieron cita diariamente. Poco a poco desvalijaron toda la propiedad robando mobiliario, ropa de cama, e incluso gran parte de las vigas de hierro que sostenían la estructura, lo que durante mucho tiempo ha puesto en grave peligro de derrumbe a este edificio emblemático para la ciudad.

​Con el robo de la puerta de acceso al hotel poco antes del inicio del verano de 2013, comenzaban de nuevo los problemas. Poco después, tras escuchar los requerimientos del Ayuntamiento de Torrent, la entidad bancaria propietaria actual del inmueble, instaló una malla metálica que hasta ahora ha servido para impedir el acceso, y evitar que terminaran de llevarse lo poco que quedaba de la estructura.

Obra del arquitecto Carlos E. Soria, y construido por la Compañía Levantina de Edficiación y Obras Públicas (CLEOP), fue inaugurado el 20 de diciembre de 1966, ante la presencia de numerosas personalidades autoridades. Ubicado en Santa Apolonia, un lugar privilegiado en pleno corazón de El Vedat, la elegancia de sus estancias, el lujo de las instalaciones, y un magnífico jardín de 10.000 m2, hicieron del Hotel Lido, el lugar idóneo para grandes fiestas, convenciones, reuniones y acontecimientos de relevancia social.

En los años 80 se llevó a cabo una reforma de su interior que modernizó sus instalaciones, lo que no evitó que durante los últimos años viviera un declive que propició lo que hoy es una realidad, la demolición del emblemático Hotel Lido de Torrent. Hoy, los escombros de sus muros se llevan los recuerdos de toda su historia, y con ellos, la de multitud de vivencias de la sociedad torrentina.

20131126-182447.jpg

20131126-182453.jpg

20131126-182734.jpg

20131126-182753.jpg

20131126-182806.jpg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies