periódico de Torrent online

5 cosas que te gustaría saber sobre el dolor lumbar

Andar es clave para bajar tu dolor

El dolor de espalda es el tipo de dolor de mayor prevalencia a nivel mundial, entre el 60 y el 80% de los adultos sufrirá en su vida algún episodio de dolor lumbar.

A pesar de su frecuencia, hay muchos mitos alrededor de este tipo de dolor. Aquí tienes la selección de las 5 cosas más relevantes que la ciencia ha descubierto a fecha de hoy sobre este tipo de dolor.

1- Tú ya tienes el mejor analgésico en tu cerebro: las endorfinas.
Al andar 30-40 minutos el cerebro libera una sustancia llamada endorfinas, una forma natural de aliviar el dolor, y además beneficia al dolor lumbar crónico al aumentar el flujo sanguíneo y los nutrientes de los tejidos blandos de la espalda.

2- No todos los dolores lumbares son iguales.
El dolor lumbar puede clasificarse según su causa en dolor lumbar específico (por ejemplo por una fractura o infección) y dolor lumbar no específico (no es conocida la causa y es el 85% de los casos) y según su duración en dolor lumbar agudo (dura menos de 6 semanas), sub-agudo ( entre 6 semanas y 3 meses) y crónico (más de 3 meses).

3- Aunque no es lo que creas, raramente se necesitan pruebas de imagen.
No existe una relación directa entre la imagen de la columna y sus estructuras y el dolor que tiene la persona. Es muy común encontrar en personas sin dolor, pruebas de imagen donde se observa degeneración de diferentes estructuras que no causan dolor y llevan a una confusión diagnóstica centrada en la imagen y no en la realidad del paciente.

4- Reposar lo justo.
Los estudios científicos demuestran que un descanso prolongado y evitar actividades, en realidad conduce a niveles más altos de dolor, mayor discapacidad y peor recuperación.

5- Tú eres el protagonista, el mejor tratamiento debe de centrarse en ti.
Cada dolor lumbar requiere un tratamiento personalizado, pero el dolor lumbar crónico, el más frecuente, puede beneficiarse de un programa de ejercicio que combine fuerza muscular, flexibilidad y trabajo aeróbico planificado según tus objetivos por tu fisioterapeuta.

Como recomendaciones generales hay que animar a las personas a aumentar su nivel de actividad física a una intensidad cómoda para ellos que les permita ir integrando actividades de vida diaria y a consultar con su médico o fisioterapeuta los pasos más adecuados a seguir según su tipo de dolor lumbar y objetivo a alcanzar para construir así, una espalda fuerte y sin dolor.

María Herrero (Fisioterapeuta y Lic. en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte)
EFiR_Estudi de Fisioteràpia i Rendiment

c/Literato Gabriel Miró 54-bajo Valencia
c/Pedralba 98b, Benaguacil
www.efircv.com

También podría gustarte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies